Vigilante de Seguridad

Toma de decisiones en situaciones de emergencia: el ciclo de Boyd

Comparte !
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El primer interviniente como un Vigilante de Seguridad Privada o un Escolta Privado, se puede ver envuelto en situaciones de riesgo de súbita aparición. Para la mejor compresión de estas situaciones, que pueden afectar a los operadores de seguridad privada, podemos estudiar el ciclo de Boyd.

 John Boyd, coronel del ejército del aire de Estados Unidos, fue un auténtico estudioso de las acciones militares y descubrió similitudes interesantes en muchas de ellas. El coronel Boyd llegó a la conclusión de que, en ambos bandos enfrentados, se repetía una especie de competición por el tiempo a la hora de tomar decisiones en situaciones críticas e inesperadas. Planteó un sistema de compresión de este fenómeno que podríamos denominar O-O-D-A. En este ciclo de cuatro letras, cada sujeto implicado en una acción que le enfrente a un rival, pasa por una serie de procesos mentales. Y el sujeto que antes complete el proceso, lleva ventaja sobre su rival.

Fases del ciclo de Boyd

Observar

Cada participante en el conflicto empieza por observar el entorno físico, observar al rival y observarse a sí mismo. Esta etapa sería parecida a realizar una especie de mapa mental de los actores implicados en el conflicto y del entorno en el que este se desarrolla.

Orientarse

En este punto el individuo desarrolla una rápida foto mental de la situación para orientarse dentro de ella. Debe seleccionar los estímulos adecuados y hacerles el caso oportuno para poder obtener información útil lo antes posible

Decidir

Tomado los factores tomados en cuenta y percibidos en la fase de orientación, el sujeto debe tomar una decisión, establecer un plan de actuación.

Actuar

Posterior a la decisión. Una vez el sujeto decide que hacer debe implementar la acción pertinente. Una vez llevada a cabo esta se habrá producido un resultado que cambiará el entorno y la situación. Es en este punto cuando el ciclo se reinicia y el proceso vuelve a empezar. El individuo que vaya completado antes los ciclos será el que lleve la iniciativa en la acción, el que termine los ciclos más tarde, será el que deba reaccionar ante los estímulos del que haya completado el O-O-D-A primero. El ciclo comienza una y otra vez durante toda la situación operativa.

De la lectura básica del ciclo O-O-D-A podemos extraer algunas conclusiones interesantes:

-Dentro de un proceso de acción/reacción, el que reacciona lleva desventaja al tener que adaptarse al movimiento del que actúa primero. Es decir, y aplicado al personal de seguridad privada, que el defensor se mueve condicionado por el agresor. Por lo tanto el defensor debería intentar implementar medidas que obligarán al agresor a cambiar su ciclo ante una acción inesperada del defensor. Intentando así obtener ventaja e invertir la situación.

Ejemplo:

Un escolta que empuja a un lado a su protegido mientras él se mueve al lado contrario, en vez de interponerse entre el agresor y el protegido. Obligando al agresor a seleccionar uno de los dos blancos y rompiendo posiblemente su “prenoción” sobre la posición del escolta cubriendo con su cuerpo al protegido.

-La conciencia situacional, o lo que es lo mismo una actitud de alerta y concienciación ante los riesgos con los que podemos enfrentarnos, parece reducir los tiempos de reacción. La predisposición psicológica previa para enfrentar la situación crítica, sumada al adiestramiento del individuo para hacerlo, le hacen más capaz de reaccionar con la rapidez necesaria para aumentar sus posibilidades de éxito.

Ejemplo:

Un vigilante de seguridad que se acerque a un par de individuos sospechosos para identificarlos en una zona de acceso restringido y lo haga en una actitud de alerta, respetando en todo momento el control del entorno, observando las manos de los sospechosos y controlando también la distancia de entrevista. Es decir, que lo haga pensando de antemano que algo puede suceder y estando preparando psicológicamente para implementar la reacción oportuna.

-La experiencia, cómo en muchas otras cosas, parece ser determinante. El que ya ha pasado por situaciones similares, puede predecir con mayor eficacia lo que pasará y aunque su predicción sea equivocada, parece tener más más capacidad de control situacional y adaptación, al poder mantener mejor la calma que alguien inexperto o novato en esas situaciones o entornos. Además su capacidad de análisis en las primeras fases del proceso O-O-D-A, es mayor. Su experiencia previa le llevará a buscar mucho antes en las fases de observación y orientación, las cosas que le aporten información útil. Mientras que la persona inexperta pasará por alto algunas cuestiones importantes ya que su capacidad de filtrar lo que ve y de orientarse dentro de ese mapa mental, es menor.

Ejemplo:

Un binomio de Vigilantes de Seguridad Privada, formado por un chico joven  sin experiencia y con ganas de “acción” y por un compañero veterano, que se enfrenta a una intervención con un grupo más numeroso que ellos. El más veterano del binomio decide “recular” ante una situación que percibe como de gran riesgo con el grupo, ya que rápidamente percibe signos preocupantes en su actitud general, en que han consumido alguna sustancia y en que el entorno no es propicio para intervenir. Prefiere avisar a las fuerzas y cuerpos de seguridad y controlar la zona hasta su llegada. Por otro lado el Vigilante de Seguridad más joven, quiere intervenir, tiene ganas de llevar a cabo una acción que le parece estimulante y no le presta atención a las señales del entorno y los individuos, poniendo por delante sus emociones y dejando a un lado los procesos de racionalización previos al conflicto.

-Podemos sacar como conclusión a esta breve introducción al ciclo de Boyd, que en las intervenciones y en las situaciones de emergencia, el factor psicológico parece ser determinante. El correcto uso de nuestra capacidad de percibir lo que sucede es mucho más importante que otro tipo de habilidades y la compresión de las cosas que pasarán por nuestra cabeza en estas situaciones, el primer estadio para intentar ir por delante de nuestros rivales cuando sucedan.

Alejandro Gil Mónaco

CEO en Centro Integral de Formación en Seguridad


Comparte !
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>