girando a la protegida

Técnicas de Protección de Personas en Trayectos a Pie

Comparte !
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En la protección de personas uno de los momentos de mayor peligro es cuando nuestro protegido está en la calle y expuesto, por ello hoy hablaremos de las técnicas de protección de personas en trayectos a pie. Si además tenemos en cuenta que la mayoría de las cápsulas de protección constan de uno o dos escoltas, nos daremos cuenta inmediatamente de que controlar un entorno de 360º grados con un sinfín de peligros potenciales no chequeados es muy complicado.

Desde un punto de vista técnico, y ante una agresión, la cápsula de protección con uno o dos escoltas deberá seguir el siguiente orden de actuación:

  • Detección y alerta

Lo primero que deberá hacer el profesional es detectar la posible agresión y al agresor. Deberá poner en alerta tanto a su protegido cómo a sus posibles compañeros en la cápsula y enfrentarse al peligro

  • Neutralización

El escolta deberá tener la capacidad de reacción suficiente para neutralizar la agresión e intentar salir bien parado, recordemos que si trabajamos solos y caemos, nadie podrá proteger a nuestro VIP.

  • Evacuación

Una vez cumplidos los dos primeros pasos, el escolta privado deberá evacuar al protegido a un lugar seguro

Así planteado parece un esquema fácil de seguir, pero la realidad es muy diferente, la realidad es mucho más dura. Es muy poco probable que sin el adiestramiento correcto y la repetición constante de técnicas precisas, unidas a una conciencia de trabajo adecuada, el equipo de protección pueda salir airoso de una situación como la descrita. Para poder incrementar sus posibilidades de éxito a la hora de repeler una agresión grave, el escolta profesional deberá manejar algunos conceptos de trabajo fundamentales.

La conciencia situacional

Para nosotros el principio clave de funcionamiento debe ser una correcta conciencia situacional por parte de escoltas y protegido. Una correcta comprensión de la situación en la que se desenvuelve el servicio de protección, y un correcto análisis del riesgo al que estemos expuestos y del entorno en el que desarrollamos nuestras actividades profesionales. Además de esa interpretación genérica, debemos tener una conciencia situacional particular de cada situación en la que nos encontremos, como por ejemplo, un trayecto a pie con nuestro protegido hasta el sitio en el que almuerza ese día.

Control del entorno

Para que esa conciencia sea eficiente la cápsula debe intentar, en la medida de sus posibilidades, controlar el entorno en el que se encuentran, e intentar controlarlo en sus 360º grados. Sitios dónde parapetarnos, la dirección del tráfico, paradas de autobús, grupos de personas hablando, o posibles trayectos de huída en caso de necesidad, serán sólo algunas de las cosas que deberemos controlar.

Las técnicas adecuadas

Las técnicas de detección, neutralización y alerta deben ser entrenadas por toda la cápsula. Todos deben saber que hacer en situaciones críticas y los procedimientos deben ser estandarizados. El entrenamiento y el análisis de diferentes situaciones que se nos puedan presentar serán claves para poder funcionar como un equipo profesional de protección.

Técnicas con un único escolta (supuesto de agresión frontal con arma de fuego)

  1. Una vez iniciada la agresión el Escolta debe ocupar una posición relativa respecto del protegido que le permita repeler la agresión con o sin armas, e interponerse entre el agresor y el VIP. El paso uno será el contacto con el protegido a través de la voz de alerta (por ejemplo gritar arma) mientras se busca el contacto físico mediante la mano que no debe empuñar el arma. El VIP será retirado de forma enérgica de la dirección de la agresión, y el escolta pasará a ocupar su lugar frente al agresor. Al retirar al VIP como hemos indicado y mientras desenfunda, el escolta se pondrá frente al VIP como podemos observar en la foto 1 e intentará neutralizar al agresor. La reducción de silueta una vez efectuado fuego, cómo alternativa para quedarse en una posición estática durante unos segundos mientras se evalúa la situación, puede resultar efectiva. Aunque como instructores nuestra recomendación es moverse lo antes posible y salir de la zona de peligro. De no ser posible la evacuación, por varios motivos como por ejemplo imposibilidad de moverse del VIP, reducir la silueta como indicamos en la foto 2 puede ser una opción válida para quedarse a “pelear”.
    escolta frente al VIPreducir silueta
  2. Una vez llevado a cabo el paso 1, y si el escolta ha conseguido neutralizar la agresión, procederá a la evacuación del protegido hacía algún lugar seguro ya sea un parapeto desde el que tener mejor control del entorno, al coche o a un local cercano desde el que avisar a las autoridades competentes del intento de agresión. El escolta deberá extremar la precaución a la hora de determinar la dirección de huida, la técnica de manejo del VIP y el control del entorno. Algo también determinante será su capacidad de manejo del arma en posición de seguridad a la hora de replegarse con su protegido en una situación de riesgo. Una mala orientación de la boca de fuego o el dedo puesto en el disparador pueden provocar disparos indeseados.
    Las técnicas de desplazamiento con un único escolta deben llevarse a cabo en una posición corporal correcta, con un contacto físico permanente con el protegido, que nos permitan desplazar en cualquier dirección, que también nos permitan mantener una posición estable y que en un momento dado nos ofrezcan la posibilidad de reorientarnos ante otro posible agresor.
    retrocediendo con control del protegido en escoltasRetrocediendo con control del protegido y el arma correctamente encarada hacia otro posible foco de la agresión. El dedo fuera del disparador, además de una medida de seguridad, en distancias cortas puede considerarse un elemento para apuntar de cara a un tiro instintivo.Técnicas con dos escoltas (supuesto de agresión frontal con arma de fuego)En esta situación las técnicas explicadas en el apartado anterior también son de utilidad de tener que ser aplicadas por el escolta que se encuentre más próximo al cliente. Además deberemos incluir la posibilidad de que el Jefe de Cápsula pueda encargarse en caso de necesidad de evacuar al VIP sin necesidad de enfrentarse al agresor. De darse este tipo de evacuación, el escolta encargado de llevarse al protegido lo hará doblando a este por la cintura y girándolo bruscamente en dirección hacia el camino de evacuación escogido. La cabeza del VIP se inclinará hacia adelante para reducir su silueta de impacto, teniendo cuidado de no desplazar demasiado su centro de gravedad, ya que un desequilibrio en carrera podría dar con el VIP en el suelo.El escolta que detecta la agresión deberá también avisar de forma verbal y contundente del peligro detectado. Esa reacción verbal debe ser el pistoletazo de salida para desencadenar la reacción del compañero encargado de la evacuación del VIP. Es importante señalar que la compenetración del binomio de escoltas debe ser máxima. Tener entrenados los movimientos a realizar o las voces y gestos de alerta y aviso, es vital para la cápsula de protección. Una vez que el escolta que va en vanguardia, partiendo de la base de que seguimos en un ejemplo de ataque frontal, ha neutralizado la agresión, debe orientar su repliegue hacia el VIP y el compañero. Deberá moverse con un sentido, buscando el parapeto y la ubicación del resto de la cápsula.

    El entrenamiento y familiarización con las técnicas elementales de movilidad con un arma corta, son cruciales para poder moverse con un mínimo de garantías en un entorno urbano en una situación operativa
    girando a la protegida

    Mientras el compañero encara la agresión el jefe de cápsula va girando a la protegida en la posición correcta para proceder a la evacuación.

     

Conclusiones

Tanto en las situaciones con uno o con dos escoltas el control del entorno y la conciencia situacional son factores clave en el correcto desarrollo de un servicio de protección. El orden lógico de actuación será Detección y Alerta/Neutralización/Evacuación

  • Hay que observar las técnicas correctas en las diferentes fases del proceso

-Técnicas de detección y aviso de situaciones de peligro

-Técnicas de control del VIP para apartarlo de foco de la agresión

-Técnicas de desenfunde y tiro instintivo efectivas y realistas

-Técnicas de evacuación del protegido correctas

-Técnicas de evaluación de la situación post-conflicto (a quién avisar, valoración de primeros auxilios, control de otros posibles agresores, etc)

Puedes encontrar más artículos en nuestro blog de seguridad privada.

 

 

 


Comparte !
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>